En el mundo de hoy una de las competencias más requeridas en el desempeño profesional es aquella relacionada con el liderazgo.

Sin embargo, no sólo es positivo desplegar dicha habilidad en el área laboral de tu vida. También lo es el que aprendas a liderarte a ti mismo.

Porque el ser líder se construye de una serie de otras habilidades las que felizmente pueden ser aplicadas también en tu vida personal, en un trabajo de desarrollo y crecimiento en el que tú eres el protagonista.

Te invito a ver la infografía a continuación y lo más importante, a ponerla en práctica.