1.- Actualmente, la atención está puesta en el bienestar de las personas que son parte de las organizaciones, principalmente, porque se le está dando más valor y porque es una forma de mejorar su productividad. En este contexto, ¿existen estrategias que puede establecer una organización para incentivar la productividad?

Las organizaciones dependen principalmente de las personas para operar y lograr el éxito. Es por esto que resulta fundamental enfocarse en estrategias que incrementen la efectividad y productividad de los colaboradores, de modo de obtener los mejores resultados.

Una de las claves para ello, es trabajar sobre la motivación de las personas. En primer lugar, los directivos deben procurar conocer qué motiva a sus equipos. Enlazar sus obligaciones y funciones con sus aspiraciones personales y profesionales. De este modo, cada colaborador sentirá que en la medida que desarrolla su trabajo, esto contribuye a su plan de vida y misión individual.

Por otro lado, demostrar preocupación por las personas que conforman la organización, mejorando las condiciones laborales, ofrecer espacios que permitan fortalecer competencias y habilidades, atender a sus ideas y propuestas para que los empleados tengan la oportunidad de participar en la toma de decisiones. Desarrollar sentido de pertenencia y compromiso. Esto permite que los trabajadores visualicen que el crecimiento de la organización se relaciona con la prosperidad personal.

2.- En el ámbito personal, ¿qué actividades o acciones debe practicar un colaborador o trabajador de manera individual para mejorar su productividad?

Determinar metas de proceso, metas diarias que cumplidas puedan conducir a la gran meta profesional. Esto genera sensación de satisfacción continua lo que permite mantener la motivación en lo que se hace.

Planificar. Esto es clave para conseguir priorizar tareas, definir plazos, ordenarse y trabajar en lo importante por sobre lo urgente. Será lo “importante” lo que contribuirá a aproximarse a los objetivos.

Cuando exista una gran tarea, dividirla en pequeñas tareas manejables. Similar a la idea de definir metas diarias.

Generar hábitos de trabajo. Identificar las acciones que facilitan el trabajo y hacer más de eso.

3.- ¿La productividad está relacionada con la cultura de la felicidad que se puede establecer al interior de las organizaciones? ¿Es esta cultura solo una forma de lograr esta productividad?

Sin duda, mantener un estado de ánimo positivo, así como experimentar sentimientos de felicidad contribuye a un mejor desempeño en los distintos roles personales, entre ellos el desempeño profesional al interior de la organización. La felicidad evoca sensaciones de bienestar que propician la energía que se necesita para cumplir con las tareas y el trabajo diario.

Para lograr el éxito, es preciso ser feliz haciendo lo que apasiona.

4.- Cuáles son los principales aspectos en los que estas organizaciones deben trabajar para alcanzarla?

Generar un adecuado clima laboral. Donde cada colaborador se sienta un actor relevante al interior de la organización. Generar pausas activas, instancia en la que los trabajadores puedan participar en espacios destinados a reír, distraerse, compartir con los demás integrantes del equipo.

Por último, los directivos han de ocuparse del bienestar tanto del equipo como de sus familias. Comprender la importancia de las personas que forman parte de la organización. Ellas constituyen su principal activo, su motor, por lo que invertir en mejoras laborales, generará sensación de reconocimiento y con ello un incremento en la satisfacción y productividad.