El pez Carpa o Koi  es originario de China y Japón. Muy llamativo y colorido, destaca por una característica muy especial y que en cierto sentido, comparte con los seres humanos: crece dependiendo del lugar en el que habite.

Si se le mantiene en un pecera de vidrio, de aquellas redondas, su tamaño será pequeño y limitado.

Si en cambio, habita en un acuario más amplio, el mismo pez aumenta de tamaño, así como crecen sus aletas, luciendo unos colores todavía más brillantes.

¡Curioso!, ¿no?

Tú eres como el pez Carpa y la pecera en la que vives representa tus actuales creencias limitantes, aquellas convicciones que te impusieron (o tú mismo decidiste crear y creer), responsables de lo que crees eres capaz de lograr y en definitiva, de lo que dejas de lograr. La buena noticia es que no es definitivo.

Porque en tus manos está el poder dar el salto desde esa pequeña pecera hasta el más grande de los acuarios, donde tendrás el espacio necesario para crecer, desarrollar todo tu potencial, lucir tus más brillantes colores y triunfar en lo que decidas triunfar.

En Coaching a este proceso le llamamos, transformar creencias limitantes en creencias potenciadoras.

Todo lo que te sucederá durante el resto de tu vida depende totalmente de ti. Tú decides cómo es la vida que quieres. Tú pones la meta, nosotros las claves para apoyarte en el logro.

Si te animas, déjame tu comentario más abajo. Me encantará leerte y apoyarte.