Si te sientes estancado en tu vida actual y quieres avanzar, lo primero que debes saber es la importancia de adoptar una actitud de apertura, poner a disposición todos los sentidos para expandir tus experiencias y crecer.

En segundo lugar, recuerda que no aprendes, no encuentras, no percibes, si no te cuestionas. Y en este caso, la curiosidad es fundamental como recurso que puede moverte a querer conocer(te) más hasta reconocer(te) cómo es y cómo serás en la vida que quieres llevar, esa vida que es ideal para ti.

No te limites en lo que ya conoces. No te conformes con el horizonte, ve más allá, busca más allá. Cambia la mirada cuantas veces sea necesario y permítete nuevas perspectivas, de modo que los caminos que visualices te propongan nuevos desafíos y con ello siempre exista una ganancia, el aprendizaje.

Sé curios@ y no te conformes con lo que ya tienes, busca más, espera más. Eleva tus expectativas, porque así todo lo mejor ocurrirá.

¿Te animas?