Tú, al igual que muchas personas que no logran sus objetivos, mantienes la firme creencia que ello no es posible. Te has convencido que los sueños son simples deseos construidos en la imaginación sin oportunidad de concretarse en tu realidad.

Algunos que tal como tú se convencieron de ello, se encargan de reforzar en ti la idea que debes “aterrizar” y dejar de “perder el tiempo”, dejando ya de fantasear con ideas relacionadas a tu trabajo ideal, tu libertad financiera, esas vacaciones soñadas, etc.

No permitas que otros, los que no fueron capaces de perseverar y lograr eso que anhelaron, te hagan creer que tú tampoco lo lograrás.

Cultiva en ti la firme creencia “soy capaz de cumplir mi objetivo” y con ello ponte en plan de definir acciones concretas para ir por ello. Con esta creencia potenciadora verás que tendrás amplias posibilidades de éxito, desde el momento en que decides creer que es posible.

¿Qué creencia mantienes respecto a tu sueño?