1. ¿Qué es lo primero que hay que tener en cuenta para lograr lo que uno quiere?

Definir claramente qué es aquello que se desea conseguir.  Esto es, detallar qué es lo que se quiere, cómo se desea conseguir, cuándo y cómo se sabrá que se ha conseguido. Además, es fundamental el creer en sí mismo, confiar en que se poseen las habilidades que contribuirán al logro del objetivo, el “yo puedo”. Esto predispone al éxito.

  1. ¿Qué tipo de metas son más fáciles de lograr?

Aquellas coherentes con los valores personales. Una meta se mantiene firme hasta que se alcanza cuando es afín con lo que se cree importante en la vida.

  1. ¿Qué papel juega la mente en todo esto? (pensar por ejemplo que uno va a lograr algo)

Sin duda juega un papel fundamental. Las creencias generan experiencias y estas a su vez las refuerzan. Creer que se es capaz de alcanzar un objetivo lo hace altamente posible, ya que desde el momento en que crees, creas.  Y a la vez, cuando esta creencia se expresa en la realidad, es decir, cuando efectivamente se logra un propósito, esto te da pie para continuar creyendo.

  1. ¿Cómo manejar la voluntad?

Siendo consciente de las motivaciones personales y de lo que se quiere lograr. La motivación es encontrar un motivo para hacer algo. Una vez descubierto este motivo, y siendo este muy poderoso porque es consecuente con los valores personales, es altamente probable que la voluntad se consolide y la meta se alcance.

Además es importante ser disciplinado, comprometerse y no descansar hasta que se obtiene lo que se busca.

  1. ¿Cómo podemos manejar la tolerancia a la frustración  cuando no nos resulta algo?

Siempre recordar que si el plan a ni el plan b resulta, recordar que el abecedario tiene más letras.  Esto quiere decir que se debe tener conciencia de que si algo no resulta en primera instancia, se pueden generar nuevas oportunidades y nuevos intentos, sólo procurar intentar de nuevas formas, ya que no se obtienen resultados distintos haciendo siempre lo mismo.

6. ¿Qué tan ciertos son estos ejercicios para lograr lo que nos proponemos?

– Dominar el pensamiento, controlar las acciones, dominar los sentimientos y emociones, ser receptiva.

Sin duda el control sobre sí mismo es clave en la vida. Bien reza una frase que dice: “Cuida tus pensamientos porque se convierten en palabras. Cuida tus palabras porque se convierten en acciones. Cuida tus acciones porque se convierten en hábitos. Cuida tus hábitos porque se convierten en tu carácter. Y cuida tu carácter, porque se convierte en tu destino.” Nos convertimos en lo que pensamos y si se piensa que se puede lograr se logra, si se piensa que no se puede lograr, efectivamente no se logra. Por tanto, alimentarse de pensamientos potenciadores desechando pensamientos limitantes, es una clave más para conseguir lo anhelado.

7. ¿ Qué tips prácticos se pueden llevar a cabo para ponernos un objetivo y cumplirlo?

Definir metas de resultado y de proceso, metas intermedias cuando se trata de objetivos a largo plazo.

Identificar pasos a seguir, definir un plan de acción, priorizar, asignar fecha y cumplirlo.

Practicar y practicar hasta que el camino hacia el cumplimiento del objetivo se vuelva un hábito, una acción inconsciente.

Y lo recomendado, vivenciar un proceso de Coaching, en donde tu coach te contribuya a ampliar tus habilidades y recursos, para que te acerques cada vez más a tus propósitos, los conquistes y vivas esa vida que deseas.