El estudio es parte fundamental del conocimiento y posterior desarrollo. Es por eso que te compartiré algunos artículos interesantes que leo en distintos medios, para que disfrutes tanto como yo y aprendas, lo más valioso de todo.

Estimado lector, una visión no es un sueño; la visión genera un contexto para la acción que los sueños no son capaces de generar. Es probable que todo comience con un sueño, pero sólo llegará a transformarse en visión cuando existan compromisos, actividades y objetivos claros que me dirijan hacia él. La visión nos lleva a la acción; cuando no hay visión no hay dirección, hay “desenfreno” y podemos llegar a orientarnos en direcciones totalmente opuestas de la que en realidad queremos tomar. ¿Te imaginas llegar a Antofagasta conduciendo cuando realmente queríamos llegar a Puerto Montt? Así es, cuando no hay visión, no hay dirección.

El coaching facilita la exploración de las distintas opciones que el coachee tiene para alcanzar el objetivo. Además, ayuda a determinar qué es necesario, qué no tiene hoy el coachee para lograr su objetivo y, por último, permite identificar y trabajar las creencias limitantes que ponen freno y barreras a la consecución de las metas que llevan a esa visión.

¿Cuál es tu visión de vida?, ¿cuál es tu visión laboral?, ¿cuál es tu visión de familia?, ¿cuál es tu visión de empresa?, ¿cuál es tu visión de equipo? Mientras no definas tu visión, no habrá una dirección clara que te lleve a tus objetivos. Es necesario un fiel compromiso con tu visión, que no sea un sueño, sino una visión basada en tu compromiso y fidelidad a ella, que pase lo que pase, soplen los vientos que soplen y escuches lo que escuches, te mantenga firme en el camino que has definido para lograrlo.

Alex Dey, conferencista internacional, indica que son necesarias cuatro “D” para lograr con éxito nuestra visión:

  • Deseo
  • Determinación
  • Decisión
  • Disciplina

¿Qué “D” es necesaria aún en tu visión?

Un coach me dijo: “Rodrigo, tu actitud determinará tu altitud”. ¿Sabías que a la hormiga, un simple rocío le parece una inundación? Te invito a volar y a través del coaching descubrir tus alas, esas que te llevarán hacia la altitud y tu visión.

Por: Rodrigo Garrido, Coach Integral, Coach certificado por la International Coaching Community y miembro de la Asociación Chilena de Coaching.

Revista Icimag N° 3 http://www.icimag.cl